El antiguo Patio de Operaciones de Correos y Telégrafos, en la planta 2, continúa siendo el alma representativa y funcional del palacio y mantiene su función original de comunicación. Alberga hoy, además de actividades culturales, un punto de información cultural sobre la ciudad y una cafetería.

La antigua capilla del Palacio de Telecomunicaciones, es un espacio singular que acoge distintas actividades como encuentros, conferencias o ciclos de poesía.