Rastros de VANG: la primavera suspendida

Los dos temas que articulan la tercera edición de VANG son los objetos y la memoria. La atención a los objetos nos permitía poner en el centro la aparente sencillez de lo cotidiano. La memoria, por su parte, nos hace preguntarnos sobre lo que, de manera espectral, se concentra en las cosas para convertirlas en huella o en recuerdo de lo ausente. Lo cotidiano, lo normal, queda sedimentado en los objetos a partir del relato que se construye sobre ellos.

Esta edición de VANG, así, busca construir un crisol de distintas formas de aproximar los cuerpos de lo ordinario y de la configuración temporal y narrativa de esos cuerpos en convivencia con los nuestros. La primavera de 2020, un tiempo como el que no habíamos conocido nunca -del que no teníamos recuerdo-, detuvo los relojes y encendió las pantallas. Sin condiciones de seguridad, era imposible seguir como si no pasara nada ahí fuera. Tuvimos que suspender (la programación): dejarla entre paréntesis entre el mundo y su habitabilidad, entre la noticia y el riesgo de la existencia, entre la casa, convertida en refugio, y el afuera, convertido en infierno. Suspender: literalmente significa «sostener en alto». En este caso, en el alto al fuego de la posibilidad de la vida.

Este libro refleja los dos lugares que han marcado, así, este otro VANG: la suspensión de su curso hasta nuevo aviso, que hace de la urgencia de lo programado en cuerpo de lo incierto; y esos dos temas, objetos y memoria, este ciclo no pierde el empeño en seguir explorando. Participan en la publicación Peter Ablinger, Heloisa Amaral, Alberto Bernal, Carolina Cerezo, Marina Hervás, Anna Margules, Jonathan Sterne y Carmen Pardo.

EDICIÓN A CARGO DE: Alberto Bernal, Marina Hervás Muñoz, Anna Margules Rodriguez
AÑO: 2020
FORMATO: 12 x 18 cm
PÁGINAS: 219
IDIOMA: Español / Inglés
ISBN: 978-84-18299-06-3
EDITA: CentroCentro