MÁQUINAS DE VIVIR. FLAMENCO Y ARQUITECTURA EN LA OCUPACIÓN Y DESOCUPACIÓN DE ESPACIOS

Fotos y collage de Mario Fuentes para el disco Campo Joven de Manuel de Paula
Fotos y collage de Mario Fuentes para el disco Campo Joven de Manuel de Paula

Máquinas de vivir es un proyecto que abre un diálogo a tres bandas entre la arquitectura radical, la crítica social y las representaciones flamencas.

A través de coreografías, músicas, acciones, imágenes, pinturas, fotografías, películas, maquetas, libros, documentos y escenografías propone el ajuste espacio-temporal entre tres campos de producción distintos y vinculados entre sí, tres maneras de entender el territorio, la ciudad y la casa, formas distintas y relacionadas de estar en el espacio doméstico, la arquitectura y el urbanismo, reinvenciones de los flujos de circulación, de movilidad y de paseo, cuyo desarrollo en el presente arranca en la segunda mitad del siglo XX.

En un primer campo, muestra la atención de los trabajos de artistas ligados a la Internacional Situacionista por la ocupación y movilidad en el espacio de los romaníes, los gitanos, los flamencos o la bohemia del exilio político español, especialmente los libertarios.

Un segundo campo explora los diversos proyectos sociales de habitación que fueron realizados en Francia, España y Portugal con la idea de albergar a la población gitana teniendo en cuenta sus antecedentes particulares y las formas de vida que ocupaban, con sus particularidades familiares y de grupo y oficios deslocalizados. Asimismo aborda lo que fue una segunda fase, cuando se dan por fracasados los proyectos comunales y se pasa a asimilar la población gitana y otros grupos marginales en los grandes polígonos de viviendas construidos para la migración campesina y meridional

Un tercer campo hace notar cómo los artistas gitanos y flamencos, al hilo de las reivindicaciones políticas en el tardofranquismo y la Transición y, concretamente, en el ámbito del teatro, fueron conscientes de estas transformaciones espaciales, y de cómo los nuevos modos de habitar el territorio exigían una cierta desterritorialización de los viejos escenarios. 

 

"Máquinas de vivir toma su título de la locución primera que hiciera Federico García Lorca del famoso machine à habiter de Le Corbusier, figura clave y original del urbanismo y la arquitectura modernas. El término funcionalista lo aplica Lorca a la modesta vivienda de un flamenco de Granada. La apelación es conflictiva, hay trazos paternalistas, orientalistas, incluso colonialistas en ese asimilar la funcionalidad de la casa moderna con la necesaria sobriedad de la casa de un pobre. No obstante, la brecha de significados que Lorca abre entre el vivir y el habitar es el centro sobre el que gravitan nuestras pesquisas: vivir y habitar, zoé y bios, vida natural y vida política".                                                   

 

 

 

Pedro G. Romero y María García 

 

CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía y La Virreina Centre de la Imatge (Barcelona) coproducen este proyecto de exposiciones, ediciones y actividades, comisariado por Pedro G. Romero y María García y coordinado y organizado por la Plataforma Independiente de Estudios Flamencos Modernos y Contemporáneos (pie.flamenca) y BNV Producciones.

VISITAS COMENTADAS Y TALLERES

Fecha
Del 20 de octubre 2017 al 4 de febrero de 2018
Horario

De martes a domingo, de 10:00 a 20:00 h.

Lugar
Planta 1
Espacio
Espacios de Intervención y Exhibición
Precio

Entrada libre