Frecuencia Singular Plural I

Elena Aitzkoa. Julián Pacomio y Ángela Millano
Elena Aitzkoa, Paraíso Terrenal, 2019. Foto: Lucía Rabadán Redondo
Elena Aitzkoa, Paraíso Terrenal, 2019. Foto: Lucía Rabadán Redondo
26.04 - 22.05.2019

 

26.04.2019

Elena Aitzkoa. Paraíso Terrenal, 2019
18:00 h. 40 min
La instalación Paraíso Terrenal se expone hasta el 22.05

Ángela Millano y Julián Pacomio. Make It, Don't Fake It, 2018
19:00 h. 30 min 

Planta 3

Entrada libre

El sonido, la musicalidad, la voz, la melodía, el texto dicho y el ruido, que rivalizan y acompañan a la presencia corpórea, son centrales en las performances que conforman Frecuencia Singular Plural. Un ciclo dedicado a las artes visuales vivas, comisariado por María Montero Sierra, que concentra su programación con la presentación de dos trabajos nuevos al mes y la exposición, entre sesiones, de una de las dos intervenciones. La doble dimensión performática y plástica de las obras define así el formato y ritmo del programa.

Elena Aitzkoa. Paraíso Terrenal, 2019
"Todo empieza con una gota", le sigue el charco, el río, el mar en la distancia, las ramas, el barro, los ciervos, el zorro y la libélula. Elena Aitzkoa observa y ensueña la naturaleza que la rodea. Paraíso Terrenal es una oda a la naturaleza, una performance donde colisionan sus versos, la grabación de los mismos en el monte de su pueblo natal Apodaka, las esculturas compuestas de ramas, hojas y telas, y la interrupción de su canto de silbidos.

Cada uno de los elementos artísticos que explora Aitzkoa se acompañan e interrumpen entre sí, en una suerte de presentación de un cotidiano que quiere integrarse con el resto de los elementos. La naturaleza -una fuente inagotable y siempre presente en su trabajo- no se reverencia como un lugar ideal; sus ramas y su barro conforman la materialidad de sus esculturas, pero también sus versos hablan del sudor, del miedo, del caballo, del ladrido del perro. La observación demuestra su acompañamiento, un querer formar parte sin vanagloriarse, como también lo son los silbidos que se convierten en una música que acompaña al follaje de los árboles, al viento, al charco que se pisa, a la gota que cae.

Paraíso Terrenal es una performance de 40 minutos donde Elena Aitzkoa recita a capela los versos que han inspirado un álbum homónimo que solapa con esa misma grabación, mientras atrapa las esculturas, las rodea, las coge; son roca, cascarón, cueva, son naturaleza y artificio juntos.

Paraíso Terrenal. Album producido por Grupo de Fe y esculturas producidas gracias a las ayudas a la creación del Gobierno Vasco, modalidad artes plásticas 2018.

Julián Pacomio y Ángela Millano. Make It, Don't Fake It, 2018
¿Qué significa apropiarse del lenguaje cinematográfico atendiendo al guion, a la banda sonora y a los silencios? Make It, Don't Fake It forma parte del proyecto Asleep Images que se pregunta: "¿Puede una persona en sí almacenar/ser/representar/reproducir contenidos cinematográficos?".

"El aprendizaje de libros, con todas las dificultades que eso conlleva, deriva en una forma de reescritura. Al aprender textos sencillos y cortos, las alteraciones vienen dadas en su representación, los modos de interpretación, locución o entonación cada vez que son reproducidos. Pero, ¿qué hay sobre memorizar cosas que no sean solo textos?, ¿cómo se puede narrar y mostrar una secuencia de imágenes en su complejidad?".

El tránsito entre estos dos medios tan dispares, el visual y el performático, permite a Make It, Don't Fake It incidir no solo en el ejercicio de memoria de los individuos como dispositivos de almacenaje sino en el proceso de invención que supone su reapropiación.

Con la colaboración de Blanca Gómez Terán. 

 

Elena Aitzkoa (Apodaka, Álava, 1984) es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco. Aitzkoa es escultora y poeta, y extiende su práctica a la pintura, el dibujo, la performance y la dirección de películas, en un continuo intento de acercamiento a la realidad. Entre sus proyectos destacan: Headscarfs Close To The Ground (Oslo Pilot, Oslo 2016), Nuestro Amor Nació en la Edad Media (Azala, Araba, 2013-2018), y Mujer Primitiva, Praxis (Museo Artium, Vitoria-Gasteiz, 2013). En 2013 publicó su libro de poemas La revolución de las Extremidades, además de haber obtenido el Premio Generación Caja Madrid (2015) y el Premio Gure Artea (2015).

Ángela Millano (Vitoria-Gasteiz, 1987), coreógrafa y performer, y Julián Pacomio (Mérida, 1986), artista y performer, colaboran desde 2017 en el proyecto de investigación Asleep Images del que forma parte la performance Make It, Don’t Fake it, 2018. El trabajo escénico de Millano se articula en torno al cuerpo, sus posibilidades y sus discursos, así como el modo en el que es comprendido, catalogado, manejado y legislado en nuestra sociedad. Entre sus últimas performances se encuentran los solos Hogar (2017) y Nunca llevo falda porque no sé cruzar las piernas (2016). Desde 2018 trabaja con el artista Pablo Fidalgo en Anarquismos (Por el medio de la habitación corre un río más claro).  Por su parte, los trabajos escénicos de Pacomio indagan en la idea de copia, remake, traducción y apropiación de materiales ajenos: El mundo bajo el mundo (2017), Espacio Hacedor (2016) en colaboración con el arquitecto Miguel del Amo, y My Turin Horse (2012). Desde 2016 forma parte del colectivo de artes vivas Bullshit, además de colaborar con los coreógrafos João Fiadeiro en From afar it was in Island,  From close up, a stone y What to do with what remains, Luis Garay en Oro Lodo, y Annika Pannitto en The Third Table.