Cuestión de ambiente

Diversidad en el Madrid literario y artístico de los años 20
Caricatura de Edmond de Bries por K-Hito, años 20. Colección Pedro Víllora, Madrid
Caricatura de Edmond de Bries por K-Hito, años 20. Colección Pedro Víllora, Madrid
24.06 - 24.10.2021

Martes - Domingo, 10:00 - 20:00 h

Planta 4

En la década de los años 20 del pasado siglo Madrid experimenta una serie de cambios que darán lugar a una capital bulliciosa y efervescente. Se produce un crecimiento demográfico y urbanístico que hace que la ciudad supere el millón de habitantes. La neutralidad española durante la Gran Guerra la convierte en un punto de encuentro e intercambio en donde confluye todo lo que es nuevo y moderno. Al tiempo, la dictadura de Primo de Rivera, si bien fue implacable en la persecución de la disidencia política, fue mucho más permisiva en lo moral y en las costumbres sociales. El resultado de todo esto fue una ciudad que vivía y crecía al ritmo de la modernidad y que difería en poco del resto de grandes capitales europeas. 

La capital de España camina en esos años al paso de los tiempos y no lo fue menos en cuanto a la visibilidad de la diversidad sexual. Los sucesos posteriores a los años 30 nos han hurtado la memoria de ese Madrid, confundiéndonos con una imagen de oscurantismo y atraso que no fue tal. Así, atrapados entre el espíritu regenerador post 98 y el mito cultural de la II República, este fue un momento fundamental en la vida y la obra de un grupo de creadores de todo tipo que este proyecto pretende recuperar.

A lo largo de una serie de biografías de personajes, casi todos relacionados entre sí por lazos personales y de amistad, Cuestión de ambiente reconstruye aquella ciudad y recuerda a los que vivieron y pasearon estas mismas calles. Escritores, pintores, ilustradores o figurinistas se relacionaban con cantantes y bailarinas, con cupletistas y actrices… constituyendo un entorno social común. Se reunían en el café de Levante, en el Fornos o en la Granja del Henar, estrenaban en el teatro Fuencarral, en el Maravillas o en el Romea…

Son los años en los que Álvaro Retana y Antonio de Hoyos escriben historias de personajes ambiguos y pansexuales. Su amiga Tórtola Valencia baila con vestuarios diseñados por José Zamora revolucionando la danza contemporánea. Edmond de Bries triunfa en los mejores escenarios de la ciudad con sus espectáculos a lo que asiste incluso la Reina Victoria Eugenia. Es el momento en el que se produce el paso del Modernismo a las vanguardias históricas, en el que llegan a la capital los poetas de la Residencia de Estudiantes, publican sus primeras obras y viven sus primeras relaciones. Vicente Alexandre, Luis Cernuda, Emilio Prados y Federico García Lorca se conocen, se tratan, hablan de poesía y del amor hacia otros hombres. El pintor Gregorio Prieto los retrata y la escenógrafa Victorina Durán comparte estudio con otros jóvenes artistas como ella, realiza sus primeras exposiciones, tiene sus primeras relaciones sexuales con mujeres…

Esta exposición quiere recuperar y reivindicar a través de las vidas y el trabajo de una serie de artistas y escritores que convivieron en Madrid la memoria de una ciudad diferente de la que nos han contado hasta ahora. Un Madrid creativo, de vanguardia, moderno y mucho mas fuera del armario y próximo al actual de lo que nos podíamos imaginar.

Joaquín García Martín es el comisario de esta exposición. Licenciado en Historia del arte ha formado parte del colectivo Doméstico y entre 2012 y 2020 funda y dirige garcía | galería. Ha colaborado con distintas instituciones artísticas publicas y privadas y actualmente lleva a cabo la serie de podcasts con artistas actuales Hablar normal y corriente.