Levadura 2019-2020. Convocatoria de creadores

Madrid Destino, en co-producción con la Fundación Banco Santander, promueve la convocatoria abierta para cuatro creadores/as de la comunidad de Madrid como parte del proyecto Levadura. Programa de residencias de creadores en escuelas 2019-2020. Esta convocatoria busca cuatro creadores/as que lleven a cabo un proyecto de creación contemporánea en colaboración con Matadero Madrid, CentroCentro, Conde Duque y Medialab-Prado y uno o varios colegios del municipio de Madrid que serán seleccionados por convocatoria pública. La convocatoria cuenta con cuatro modalidades de creación:

- Residencia para un creador/a en el ámbito de las prácticas vinculadas a lo social y la relación las niñas/os con su barrio en Medialab-Prado.

- Residencia para un creador/a en el ámbito de prácticas vinculas con las políticas de cuidados y su incidencia en la comunidad educativa en Matadero Madrid.

- Residencia para un creador/a en el ámbito de prácticas vinculadas con la construcción y la transmisión de narrativas (e imaginarios) a través de la oralidad en CentroCentro.

- Residencia para un creador/a en el ámbito de prácticas vinculadas con la construcción de un lugar donde imaginar juntos nuestro pasado, presente y futuro en Conde Duque.

El plazo está abierto hasta el 23.10.2019
Las bases de la convocatoria se pueden descargar en la web del proyecto levadura.mataderomadrid.org

Levadura es un programa que  busca llevar a las aulas las creación contemporánea como herramienta para el aprendizaje y la transformación social, en el que tanto alumnado como docentes estén en contacto directo con creadores/as contemporáneos y juntos desarrollen un proceso creativo de forma participativa.El programa permite que un artista y una clase (tutor y estudiantes) trabajen de forma conjunta para desarrollar un proyecto artístico en el aula y el centro cultural que acoge el proyecto. Sus principales puntos de acción son: subrayar el carácter de transformación social y aprendizaje de la creación contemporánea;  crear una comunidad de creación formada por los estudiantes, el profesor y el artista y entender a los estudiantes y a los profesores como artistas, empoderándolos al mismo nivel de producción cultural; poner énfasis en la creatividad como clave del desarrollo intelectual del arte y la educación y entenderla como competencia necesaria tanto del artista, como del profesor, como de los estudiantes.