paseo del arte
En los años 90, la proximidad entre los tres grandes museos –Museo del Prado, Museo Thyssen-Bornemisza y MNCARS– llevó a acuñar el término Paseo del Arte para designar el entorno urbano que los unía. El desarrollo de este eje cultural desde entonces permite hoy extender esta denominación a un ámbito que comprende desde la plaza de Embajadores hasta la plaza de Colón. Histórico foco de atracción, el tiempo ha ido marcando su ampliación, tanto física como temática, e incorporando inigualables valores a su riqueza artística. Uno nuevo se suma ahora, con la recuperación del Palacio de Cibeles y su transformación en CentroCentro, que, ubicado en su corazón, quiere ser altavoz y motor de la principal arteria cultural de la ciudad.